Imprimir
Visitas: 1152

En marco de la convivencia pacífica y el respeto mutuo de profesionales de la rehabilitación.

Los recientes comentarios en redes sociales han provocado una desafortunada reacción en cadena, que amenaza con debilitar los cimientos de nuestros esfuerzos, un trabajo en equipo para el bienestar de nuestros pacientes. Día a día fortalecemos nuestra relación profesional y el trabajo entre el Médico Fisiatra y el Fisioterapeuta.

Con este tema queremos ser responsable en todo momento con ustedes, al igual que con la población; que, al ignorar que ocurren estos conflictos son los más vulnerable frente a diversas posturas radicales, que se han tomado con el deseo de proteger territorios o conquistas; las mismas afectan directamente la dinámica laboral, esencial para brindar una atención eficiente.

A pesar de todo no vemos esta situación como un problema, sino como una oportunidad. La oportunidad de subsanar algunas diferencias que por décadas hemos tenido.

Estos paradigmas están relacionados a las fronteras operativas y la naturaleza de las tareas, las cuales pueden tener puntos de confluencia, que para algunos mandos institucionales son indistinguibles unos de otros. En esta misma línea queremos ser enfáticos al sostener nuestra creencia en un universo de la rehabilitación, donde cada uno de los elementos que lo componen forma una simbiosis propedéutica, dando como resultado, diagnósticos más precisos y tratamientos más efectivos en todos los procesos.

Con el fin de clarificar y emitir un criterio conjunto, tenemos a bien, la Sociedad Panameña de Medicina Física y Rehabilitación y la Asociación Panameña de Fisioterapia y Kinesiología, dirigirnos a ustedes para compartir nuestra perspectiva:

Debemos recordar que, desde hace décadas, se implementó en nuestras más importantes instituciones de salud, el trabajo en equipos de Rehabilitación, compuesto por Médicos Fisiatras, Fisioterapeutas, Terapeutas Ocupacionales, Terapeutas del Lenguaje, Ortesistas/Protesistas. Además de otras disciplinas que nos apoyan y complementan, como son los Psicólogos y Psiquiatras; que enfocan sus esfuerzos a mitigar las secuelas psicológicas. Como equipo, recibimos pacientes referidos por otras especialidades médicas, que reconocen nuestras capacidades y experticias, lo que nos alienta a dar lo mejor de nosotros, con estrega y vocación.

Hoy en día, el proceso rehabilitador ha mostrado su impacto en nuestra sociedad y hemos contado con la gratitud y el reconocimiento de la ciudadanía para cada uno de los profesionales que trabajamos con compromiso y el objetivo común de brindar bienestar.

Actualmente, existe evidencia certera del increíble alcance cuando trabajamos con objetividad y disciplina, con objetivos comunes y ofreciéndole al paciente la tranquilidad que genera la respuesta rápida y efectiva de múltiples disciplinas que se complementan. 

A nivel nacional, en nuestras intituciones de salud, contamos con más de una decena de Servicios de Rehabilitación, cuyos ideales se materializan al desarrollar una comunicación acertiva entre todos. El equipo rehabilitador, además de mantener altos estándares académicos y éticos que garanticen bases fuertes para ofrecer a la población una atención de calidad, tienen el deber de fomentar un espíritu de colaboración, disposición y respeto de los criterios, sabiendo que cada uno de ellos es importante e indispensable en el proceso para restaurar su normalidad. La dinámica de trabajo debe seguir siendo una oportunidad de intercambio de ideas de forma cordial, y para beneficio del paciente a corto y largo plazo.

En virtud de lo anterior, exhortamos a cada uno de nuestros miembros, Fisioterapeutas y Médicos Rehabilitadores a comprometerse a llevar nuestra relación a una nueva y más amplia línea de entendimiento, cortesía y comunicación permanente.

“Trabajar en equipo no es una virtud, es una elección consciente y voluntaria que surge construyendo lazos de confianza basados en la vulnerabilidad humana que muestran los integrantes del equipo, ante sus errores, temores, y dificultades”. Patrick Lencioni.

“Nadie es más inteligente que todos nosotros juntos”. Precepto NAVY SEAL.

 

Dra. Ingrid L. González L.
Presidenta Sociedad Panameña
de Medicina Física y Rehabilitación

Lic. José Pablo Jaramillo
Presidente de la Asociación
Panameña de Fisioterapia y Kinesiología

 

Versión original PDF: